Los Edificios de Consumo Casi Nulo son la solución

Los Edificios de Consumo Casi Nulo son la solución

Qué es un Edificio de Consumo Casi Nulo (ECCN)

Hoy en día nos encontramos relativamente acostumbrados a expresiones como eficiencia energética o energías renovables, sin embargo no está tan extendido el uso ni el conocimiento de lo que es un Edificio de Consumo Casi Nulo (ECCN).

No se trata de un ideal ni de un movimiento alternativo: dentro de tres años los edificios públicos tanto nuevos como rehabilitados deberán cumplir la normativa de la Directiva de eficiencia energética en edificios (EPBD: Energy Performance of Buildings Directive) para cumplir los objetivos de reducción del consumo energético en países miembros de la Unión Europea disminuyendo las emisiones de gases de efecto invernadero,  mejorando la eficiencia energética de las viviendas y creando energía a partir de fuentes renovables.

Aparte de estos requisitos de 2018 para los edificios públicos, a partir de 2020 la normativa ha de cumplirse también en viviendas de nueva construcción

La directiva europea 2010/31 marca la definición de ECCN como aquel con una eficiencia energética muy alta, donde la cantidad de energía requerida sea inexistente o muy baja, siendo ésta  cubierta por fuentes renovables in situ o cerca del edificio. Sin embargo las características a nivel nacional ha de establecerlas cada país miembro, y España aún no ha hecho los deberes.

 

photo_2015-05-21_11-03-14

 

Edificios de Consumo Casi Nulo en España

El 44% del parque inmobiliario español fue construido antes de 1979 sin ninguna medida de eficiencia energética. En la mayoría de estos hogares de construcción previa a 1979 la envolvente carece de aislamiento, no existe rotura de puentes térmicos, por los sumideros energéticos tendrá lugar la pérdida del calor o el frío que generemos con climatizadores artificiales que nos condenan a una hipoteca energética (entre paredes y ventanas de mala calidad o mal colocadas perdemos aproximadamente un 60% del calor de nuestra casa), y no seremos capaces de regular la humedad ni la calidad del aire.

Siguiendo el estándar de construcción Passivhaus podremos aspirar a la consecución de un alto nivel de confort interior tanto en invierno como en verano, con un mínimo consumo de energía, y a un precio asequible. Para ello, tal y como acabamos de explicar, protegeremos al máximo la envolvente del edificio mediante aislamientos eficientes, carpinterías y vidrios de altas prestaciones, y un sistema de ventilación controlada. 

 

photo_2015-05-28_13-44-59photo_2015-05-28_13-45-05

El estándar EnerPHit

En ocasiones es difícil cumplir ciertos criterios del estándar de edificación para crear estas casas termo o pasivas cuando nos encontramos ante el reto de rehabilitar un edificio de construcción antigua sin medidas previas de eficiencia energética.

En la medida de lo posible una rehabilitación con el estándar EnerPHit (Certificado de homologación de calidad de rehabilitación energética con componentes Passivhaus) es la mejor opción. Esta certificación ofrece una garantía de confort y ahorro energético aportando excepcionales estándares de calidad a coste muy competitivo.

Al margen de la parsimonia institucional (sobre la que incidiremos en futuros escritos de este blog dada la cuantía de las multas a que nos enfrentamos si no cumplimos la normativa a tiempo) es importante dejar claro que

En HQH creemos y trabajamos por un hogar confortable, saludable y que ahorre energía. Tenemos las herramientas y el conocimiento: las viviendas de consumo casi nulo son una realidad que afortunadamente va extendiéndose cada vez más a lo largo del país junto con la certeza de que, como dicen nuestros amigos de S.Low Energy, el mejor kilowatio es el que no se gasta.