Esta Termografía muestra un problema de remonte capilar en un dormitorio de un piso bajo colindante con un jardín, que debido a una mala impermeabilización produce una humedad en el interior de esta vivienda

 

 


La capilaridad, suele aparecer en las zonas bajas de los muros y en los sótanos, se produce al absorber los materiales de construcción la humedad presente en el terreno y asciende por esos elementos de manera continuada hasta una cierta altura (como si se tratara de una esponja o un terrón de azúcar) debido al fenómeno físico de la capilaridad. La altura de la humedad depende de la cantidad de agua y de la porosidad del elemento.

 

Esta termografía muestra un problema de remonte capilar en un local comercial situado en una planta baja, producido por la rotura de la tubería de la acometida general del edificio que había inundado el terreno bajo este local


Soluciones a la Capilaridad

La primera es evitar el contacto del elemento estructural con el terreno húmedo, como cámaras de aire o forjados sanitarios, pero no siempre es posible, sobre todo en rehabilitación.

Es fundamental un estudio previo muy riguroso para detectar el origen de las humedades. La Termografía es una herramienta muy útil si se sabe utilizar de la manera correcta.

Esta termografía muestra un problema de remonte capilar en un chalet, producido por el agua desde el terreno, debido a una mala impermeabilización 

Pin It on Pinterest